Imprimir esta página
Valora este artículo
(0 votos)

La perla de Barrancas 

Comercio, trabajo, vida cotidiana, recreación y cultura

 

En su vereda sur se encontraba la carnicería de don Lucho Pérez, el almacén de la señora Esmeralda, la casa Rosita, la librería Santa Teresita, el almacén y despacho de abarrotes de don Pedro Ortega, el emporio el Económico de don Moisés Figueroa, el restaurante No me olvides ( de las recordadas pillas?), el emporio el Vencedor de don Evaristo Maldonado, el almacén de doña Auristela, la panadería la Española de inmigrantes españoles (Pablo Mugarja, José Solé y Joaquín Fernández),

En las calles aledañas a Antofagasta se encontraban los monumentales edificios de la cooperativa de obreros y empleados de la extinta Emporchi (Empresa Portuaria Chilena) en donde se distribuían alimentos, carnes, verduras, frutas y abarrotes, también se vendían zapatos y ropas; existía una peluquería donde el inolvidable maestro José Soto cortaba el pelo con sus especialidades de: corte de pelo para caballeros, corte de pelo redondo, corte escolar y niños, además, de servicio de barbería para caballeros. La otra magna construcción es el edificio llamado el Buque (calle Maestranza con Lautaro), aquí estaba instalada la botica de don Remigio, la pensión de las Norambuena y más arriba del Buque  en la intersección de calle Maestranza con Tarapacá se ubicaba el cine Moderno, que entretenía a los adultos, jóvenes y niños en sus tres funciones (matineé, vermuth y noche), siguiendo hacia arriba la confitería el Roxi de propiedad del señor Reina Espinoza.

La calle Copiapó, la calle de la joda, vida nocturna y lujuriosa, que amenizaba El cabaret el sol (la recordada y bien ponderada tía Adelina), casa de citas de la ilustrísima señora Mercedes León entre Copiapó y Pudeto, y la quinta de recreo Doñihue, en donde sus sirenas sedientas de amor, pasión y locura atrapaban a los obreros urbanos portuarios quienes recién pagados o con el suple del día quince. Cabe destacar que en calle Tarapacá se encontraba la sede del club deportivo y social Español, fundado por el inmigrante español Joaquín Boneé, reconocido combatiente republicano.

Este ha sido el recorrido histórico del pasado de calle Antofagsta, si Antofagasta es la perla del norte, la calle que lleva su nombre en San Antonio, fue, es y será la perla de Barrancas, por siempre y para siempre.

Sociedad de Historia De San Antonio   

 

 

Visto 1872 veces Modificado por última vez en Jueves, 01 Julio 2021 13:48