Viernes, 12 Marzo 2021 20:36

A un año de la pandemia, CCR Llolleo continúa fortaleciendo la digitalización del servicio para llegar a sus pacientes

Valora este artículo
(1 Voto)

La emergencia sanitaria provocada por el COVID-19, ha hecho cambiar las estrategias de trabajo en los centros de rehabilitación (CCR) de la comuna de San Antonio. En ese sentido la telerehabilitación y la comunicación gracias herramientas tecnológicas se han ido consolidando como una alternativa para continuar el tratamiento de los pacientes en medio de la contingencia mundial.


Esta solución ha permitido que puedan realizar su ejercicios y tratamientos desde el hogar, en los horarios y ambientes que ellos prefieran, sin exponerse al contagio.
Esto queda reflejado en la labor desarrollada hace ya casi un año por el CCR Llolleo dependiente, del Cesfam Néstor Fernández Thomas, cuyo equipo de salud implementó estrategias para intervención vía remota que ha tenido buenos resultados y que se ha ido potenciando en el transcurso de los meses.
Deyanira Urrutia, kinesióloga, explica que uno de los programas consiste en trabajar con 28 clubes de adulto mayor del sector de Llolleo y 182 personas mayores a través de grupos de WhatsApp. Al respecto, dijo que “de esa manera nosotros vamos enviando material dos o tres veces por semana para que desde sus casas puedan realizar sus actividades”.
Otra estrategia que está implementándose desde el segundo semestre de 2020 es la utilización de tablets las que son usadas por un grupo de 15 pacientes que requieren telerehabilitación en sus casas.
Sobre ello, la profesional expresó que “les enviamos videos, y realizamos controles por videollamadas para ir supervisando que esa actividad se haga”.
Y agregó “en virtud de que han estado aislados nosotros les hacemos llegar otros servicios de la red, por ejemplo, existe una coordinación con la Biblioteca Municipal, con el Centro Cultural y el museo lo que permite que puedan solicitar libros si lo necesitan, videos de actividades artísticas y educación sobre distintas especies animales y vegetales para que se vayan culturizando”.
Por otro lado, tomando en cuenta que no todas las personas tienen la posibilidad de conectarse a Whatsapp porque no tienen Internet o no cuentan con celulares modernos, el equipo CCR Llolleo les va a dejar a su domicilio material para que hagan sus actividades.
A esto, se añade la creación de un canal de Youtube, donde los profesionales suben los videos y cuyos enlaces son enviados a los adultos mayores a sus teléfonos.

Labor enriquecedora
Sobre el desarrollo de este trabajo, Sergio Rohten, kinesiólogo de CCR Llolleo, dijo que “la rehabilitación y las acciones de la terapia física-cognitiva se ha ido adaptando a la era de la tele salud, permitiendo aumentar la accesibilidad y mejorar la continuidad de la atención en poblaciones con discapacidad y alejadas de sus centros de rehabilitación por la pandemia”.
Y agregó “esto ha servido para acercarnos a nuestros usuarios sin la necesidad de estar presentes físicamente, permitiéndonos entregar recomendaciones necesarias para promover el ejercicio físico y cognitivo, estilos de vida saludables y rehabilitación en cada uno de los hogares”.
Finalmente, Jorge Puebla, trabajador social, manifestó que “en todo nuevo proceso se producen aprendizajes, en este caso para el equipo es super importante conocer donde viven los pacientes, ya que así podemos adecuar la realidad particular de cada uno de ellos al proceso

Visto 2428 veces